La amistad y El paso del Tiempo

 Un anciano caminaba despacio por el paseo. Al pasar a mi lado se nos escapó a los dos una sonrisa. Éste privilegio, el de poder regalarnos una sonrisa sólo lo poseen los seres humanos. Fue una amistad de un instante.


Una mujer me hizo sitio, junto a ella, mientras viajábamos en el autobús urbano y conversamos durante el trayecto. Fue una amistad de unos minutos. Un chico habló conmigo, hace ya muchos años, en un banco de Londres. Él era Italiano, yo española. Eso no fue obstáculo para la comunicación y charlamos animadamente. Ahora sé que vive en él ese feliz recuerdo. Fue una amistad de unas horas.

Una amiga con quién comparto amenas charlas telefónicas me conocerá personalmente éste verano. Es una amistad ganada al tiempo al existir antes incluso de conocernos.

Existe el amigo que camina siempre a mi lado. Comparte mi alegría y está cuando llegan los momentos malos. Yo le acompaño en éste trayecto. Nuestra amistad es para toda la vida.Todos tenemos la fortuna de guardar en nuestro corazón el recuerdo de una amistad entrañable. A veces nos sentimos tristes al creer que la perdimos pero no es así. Aunque no volvamos a ver a esa persona, formamos parte ya de un momento feliz en su vida.

Y la VIDA se compone de MOMENTOS.Así la amistad puede ser de una hora, de un día, de una época determinada; el amigo o la amiga del cole, de la facultad, de aquél viaje, de aquél curso, de aquel trabajo se forma casi sin darnos cuenta Y permanece en nuestra memoria siempre. Cada vez que nos llega ese recuerdo es como si viviésemos de nuevo esa amistad y esas caricias del alma nacidas de aquella amistad vuelven a nuestra mente.

Creo en cada amistad, en la de un momento y en la de toda una vida. Os entrego, junto a mi cariño, la semilla de la amistad nacida de éste momento.

Próximos Eventos

Contacto

¿Cómo ponerse en contacto con Bernabé para consulta privada y conferencias?
Si quieres pedir cita para su consulta privada debes hacerlo a través de:
Teléfono: 91 324 97 97
Fax: 91 320 79 19