Amigos

La amistad es una de las más comunes relaciones interpersonales que la mayoría de los seres humanos tienen en la vida. Pero como en toda relación humana no siempre es facil. Entra y te ayudaremos a reflexionar sobre la verdadera amistad.

Los doce Principios del Bienestar

7.- SIGUE SIEMPRE EL PRINCIPIO DE “LA MÍNIMA INTERVENCIÓN MÉDICA”. Te crearás graves problemas de salud si te conviertes en un consumidor dependiente y obsesivo de fármacos. La vida saludable que estamos describiendo es la  mejor y más segura medicina, preventiva y curativa. Sé más responsable y ayúdale a tu cuerpo a curarse, a ser posible por medios naturales, convirtiéndote en tu propio mejor médico y terapeuta y sólo cuando sea imprescindible, acude al médico.

Recuerda estas estadísticas que pocos hacen públicas, por los motivos que puedes imaginar:

  •   Cuatro de cada diez personas ingresadas en un hospital, están allí como consecuencia de la atención sanitaria recibida.
  •  Entre un 35 y un 45% de los pacientes que acuden a un hospital, lo hacen por algo que les hizo un médico.
  •   La atención sanitaria es la 3ª o 4ª causa de muerte en EE.UU.

Por tu propio bien, conviértete en participante activo de tus propios cuidados sanitarios, sin olvidar que la mejor forma de cuidar tu salud, consiste en cambiar los hábitos negativos y tóxicos, por hábitos positivos y tonificantes, saludables. No nos engañemos porque “la medicina, por encima de todo, es un negocio y nadie puede negarlo”. Que se consulte mucho al médico y se consuman muchos fármacos es rentable para muchos, pero tú debes buscar tu propia rentabilidad cuidando con esmero tu salud, previniendo en lo posible cualquier tipo de enfermedad y acudiendo al médico solamente cuando sea verdaderamente necesario. “Que tu alimento sea tu única medicina” ya hace tiempo que lo dijo Hipócrates.

8.- MANTENTE BIEN PERTRECHADO PARA LA SUPERVIVENCIA HACIÉNDOTE RESISTENTE AL ESTRÉS TÓXICO, CARGADO DE ANGUSTIA Y MALESTAR EMOCIONAL, PSICOLÓGICO Y ESPIRITUAL Y DE INDEFENSIÓN APRENDIDA. Es un sentimiento de pérdida sin esperanzas de recuperación y se manifiesta en la preocupación constante, la dificultad para tomar decisiones, la impotencia, la infelicidad profunda, la ira, la soledad, la incapacidad para pensar con claridad, la pérdida de la creatividad y la falta del sentido del humor.

Entre todas las técnicas de control de estrés que garantizan la solución del problema, el ingrediente esencial es el cambio de visión, cambio de actitud: Cambiar la visión de sí mismo y del problema y cambiar la actitud de sí mismo y de la forma de afrontar la situación estresante, para que el estrés tóxico deje de serlo al convertirlo en desafío y compromiso y deje de ser una amenaza y un callejón sin salida.

Si te comprometes a hacer algo, a pasar a la acción en lugar de sentirte atrapado, inmovilizado y paralizado por los hechos, el miedo y el estrés se volverán controlables… “Haz lo que temes”.

Al controlar tus reacciones controlas tu vida, tanto ante una grave enfermedad, como en una situación crítica en tus relaciones personales, en el trabajo, en lo que sea. Mientras te atenace el miedo y sigas inmovilizado, todo seguirá igual. Tienes que ver el problema menos amenazador y superable, verte tú con más poder y recursos personales. Mira el problema como oportunidad y reto y mírate a ti mismo capaz y dándole ya una solución eficaz.

9.- SÉ CONSCIENTE DE TUS SENTIMIENTOS Y EMOCIONES POSITIVAS Y NEGATIVAS Y DE TU CAPACIDAD PARA ELEGIR, PARA OPTAR POR UNOS Y POR OTROS. Tienes que asumir tu responsabilidad personal en tus propios estados de ánimo. Nuestros pensamientos, palabras, sentimientos y obras, afectan de manera positiva o negativa a nuestra salud física, mental y emocional y por tanto, a nuestro bienestar general y somos afectados emocionalmente, físicamente, mentalmente y hasta espiritualmente. Por mucho que busquemos las causas o motivos en el pasado, nada cambia, si no cambiamos nuestras conductas y actitudes. Conductas y actitudes diferentes, conducirán a pensamientos y sentimientos diferentes y a resultados diferentes. Esto, aplicado a la depresión es una realidad. Pero el mismo esquema puede aplicarse a emociones tóxicas más potentes como la ira, la venganza, la hostilidad, que son muy intensas, aunque pasajeras y conducen a la  violencia de cada día. Está en nuestras manos, tomar el mando de nuestras vidas y elegir nuestro propio destino, actitudes, emociones, decisiones, etc.

10.- FUERTE MOTIVACIÓN PARA UN MAYOR CRECIMIENTO PERSONAL. Esta motivación para el más completo desarrollo de nosotros mismos, me lleva a valorar lo que tengo, a ser consciente de que con lo que soy, lo que tengo ahora mismo, no necesito más para sentirme feliz y realizado; pero siempre es posible un mayor crecimiento personal. Hay otro tipo de motivación, centrada en todas las cosas que me faltan o pienso que me faltan y que conduce a verme lleno de carencias, esta“motivación por deficiencias”, en palabras del Dr. Wayne Dyer, conduce a un permanente desasosiego y ansiedad y conduce a vivir la vida sin posibilidades de ganar. Si me planteo que cuando escriba un libro que me haga millonario seré feliz y estaré completo, o cuando pueda comprarme una mansión, o sea conocido en todo el mundo, etc. entonces, una vez satisfechas estas “necesidades”, seguiré queriendo más y más, motivándome falsamente por las cosas que pienso que me faltan en la vida y seré un desgraciado. Lo que verdaderamente motiva es el crecimiento interior como persona, lograr un mayor potencial vital. La que lleva a un paciente de cáncer a decir: “He aprendido a dejar de morirme de cáncer y a empezar a vivir con el cáncer. Decido dominar la muerte viviendo la vida”. Personalmente, me he planteado dedicarme a vivir en una primera etapa de mi vida, si es posible hasta los 110 años. Ya veré qué hago después y no me planteo imposibles, porque hay personas que han vivido más de 115 años.

 

11.- PROFUNDO RESPETO A LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS SEA CUAL FUERE SU EDAD, RAZA, CONDICIÓN SOCIAL, CARGO O RELIGIÓN. La fama, el dinero, las riquezas materiales y el puesto más o menos alto que alguien ocupa en la escala social son atributos personales que se valoran de forma más exagerada en todas partes. A muchos les es prácticamente imposible dar a conocer su propia valía por no tener dinero, ni fama, ni amigos poderosos, pero siguen siendo valiosos y dignos de todo el respeto y admiración. Todos somos dignos de respeto y de  valoración y somos necesarios en este mundo. Como bien dice Henry Van Dyke: “El bosque estaría muy silencioso si sólo cantasen los pájaros que cantan mejor”.

 

12.- LAS RELACIONES HUMANAS: Tratar a los demás como tú deseas ser tratado por ellos. Encontrar posiciones mutuamente beneficiosas. No hagamos las cosas ni a tu manera, ni a la mía, sino a la manera que nos beneficie a los dos y que el éxito de uno, no sea a costa de nadie. La única postura de fuerza y éxito a largo  plazo es la interdependencia del “todos para todos”. Los otros modos de interacción social no son recomendables.

 

GANO-PIERDES “Yo gano y tú pierdes, es un modelo que transmite que la persona sólo tiene un valor en comparación con otra o en comparación con alguna expectativa. Este modelo sólo tiene un valor limitado en las relaciones personales y limitado estrictamente en las situaciones en que hay poca confianza.

PIERDO-GANAS propio de las personas que desean la paz a cualquier precio por deseos de agradar, por miedos y amenazas. Esta posición de ceder ante los demás, no puede durar mucho tiempo. El auto sacrificio tiene sus límites.

TODOS PIERDEN. Es muy tóxico este modo de interacción social. Se da entre dos personas con “egos” hinchados. Los dos dicen que tiene que ser: “A SU MANERA” y ambos pierden, quieren ganar a toda costa, hasta el punto de culpar a la otra por cualquier problema prometiendo desquitarse de algún modo. La mayoría de los “pobres diablos”, vengativos, justicieros y que siempre son adversarios de alguien y hacen mala sangre contra todo y todos.

 

Las relaciones que mantenemos con los demás y con el mundo están determinadas en buena medida por las relaciones que mantenemos con nosotros mismos. Para cambiar a mejor nuestras relaciones, cambiemos a mejor nosotros mismos

Próximos Eventos

Contacto

¿Cómo ponerse en contacto con Bernabé para consulta privada y conferencias?
Si quieres pedir cita para su consulta privada debes hacerlo a través de:
Teléfono: 91 324 97 97
Fax: 91 320 79 19