91.    Elige tu propia reacción y actitud, fría y serena frente a las cosas, personas y circunstancias. Si no obras así, serás tú quien eres manipulado y controlado. Esta actitud es fundamental cuando pretenden herirnos y desequilibrarnos personas que están programadas mental y emocionalmente por sus neuras, mala educación, visceralidad y deseos de hacer daño a los demás.

92.    Te evitarás muchos sufrimientos, si vives las cosas que te van sucediendo desde fuera de ti, como un simple espectador. Si lo que deseas es sufrir, identifícate plenamente con  lo problemático y te convertirás en problema. Es tu propia mente y la lectura catastrofista que haces de las cosas quien te hace sufrir.

93.    El que se enfada, grita, exaspera, amenaza y pierde por completo el control, es porque tiene miedo y/o está muy frustrado. Toda violencia y maldad viene del miedo y de la frustración, genera incontables frustraciones, acciones violentas e infelicidad y desgracia.

94.    Espiritualidad, sí…, pero basada en el amor, no en el temor. Algunos todavía predican una espiritualidad, una religión llena de tabús, de temores que nada tienen que ver con el mensaje evangélico. El Evangelio nos repite hasta la saciedad: “No temáis…, no os preocupéis, no os aflijáis”… “No tengáis miedo”, dice Jesús de Nazaret. No hay religión ni espiritualidad verdadera y saludable que no se base en el amor y en el disfrute de la vida y en el hacer el bien.

95.    Date el  placer de vivir, hoy, aquí y ahora. No es mejor persona quien llega al final de sus días sin haber vivido. A muchos les cuesta admitir que el Reino de Dios, también está aquí y es ahora cuando deben vivirlo. No hay mayor regalo que la vida.

96.    Elige bien y con gran cordura y vivirás mejor. No pocos problemas con los que nos enfrentamos a diario nos los hemos creado nosotros mismos con nuestra actitud, imprudencia y falta de reflexión y coherencia. Recuerda con Epicteto que “todos los asuntos tienen dos asas, por una son manejables, por la otra, no”. Procura manejar las situaciones por donde son manejables.

97.    Es verdadero el amor si pretende la propia felicidad a través de la felicidad del otro, pero no de su posesión y dominio, control y manipulación. El amor auténtico, siempre libera, confiere plenitud y gozo y nos ayuda a crecer como personas.

98.    Evita ser el perejil de todas las salsas.  Habrás observado que hay personas que no pueden vivir si no es buscándose problemas, sinsabores y tensiones innecesarias a sí mismos y a los suyos. El perejil de todas las salsas, por su culpa y necedad, por más palos que le da la vida, no aprende. Cervantes lo dejó claro:  “No te metas en dibu… ni en saber vidas ajenas… que en lo que no va ni vie… pasar de largo es cordu…”.

99.    Tu mejor recurso y tu actitud más inteligente es el sentido del humor. EL humor positivo y el sentido del humor es quien puede convertirnos en una verdadera fortaleza humana. Cuanto más seria y grave sea una situación, con más sentido del humor debemos abordarla.

100.    La psicología positiva nos proporciona los mejores “antidepresivos”, no químicos:

a)    La conciencia o capacidad de atender a las cosas y vivirlas conscientemente
b)    La terapia cognitiva, técnica para cambiar las formas erróneas de vivir los problemas.
c)    Visualización positiva de la actitud tónica y saludable que se debe adoptar.
d)    Relajación y respiración controlada, suave, lenta y profunda (sosiego).
e)    Laborterapia. Trabajos activos gratificantes, creativos, motivadores.
f)     Contagiarse de las personas “medicina” y evitar las tóxicas.
g)    Musicoterapia. Beethoven (3ª, 4ª y 5ª sinfonía), Mozart, Bach, Vivaldi, Mendelson.
h)    Actitudes positivas conscientes (optimista vital). Abrazo-terapia y riso-terapia.

101.    El fuerte lo es más cuando busca concordia, acercar posturas, encontrar puntos de acuerdo, semejanzas y ver las cosas desde el punto de vista del otro para lograr plena concordia y generar sinergias. El fuerte que obra así, demuestra además gran inteligencia y sabiduría emocional para vivir en paz consigo y con sus semejantes. Bien dice un proverbio portugués que “el valor crea vencedores y la concordia crea invencibles”.

102.    El silencio, no pocas veces, es el mejor de los discursos y la respuesta más inteligente. El que pierde el control de sí mismo e injuria, calumnia o responde con violencia en sus palabras y acciones, siempre argumenta con error. El sabio maneja sus silencios tan bien o mejor que sus palabras y con gran autocontrol y madurez, elije callar para no herir a nadie y tampoco herirse a sí mismo.

103.    La fraternidad universal, el perdón y el amor incondicional, la moderación y la compasión, anidan en el optimista de conciencia que yo llamo optimista espiritual, siempre paciente, tenaz y lleno de bondad. La serenidad y la paciencia, son “la fuerza” de la misma fuerza, que rezuma el optimista espiritual.

104.    Aceptar con serenidad el final de las cosas es aceptar la misma vida en la que todo es temporal. Una de las razones por las que valoramos a las personas y las cosas y lo que nos sucede, es porque todo es temporal y perecedero. Si permanecieran e nuestras vidas de forma permanente, no las valoraríamos. Cuando termine una etapa de nuestra vida, hemos de saber valorar lo que hayamos conseguido y disfrutado y después, pasar página.

105.    El amor y la vida fundidos son como la tierra y el sol que de su eterno abrazo fecundo brotan flores y frutos en todo su esplendor y belleza. Vivir en plenitud no es sino compartir con alguien toda la riqueza de nuestro corazón. ¿Quién puede vivir por mucho tiempo sin amar y ser amado, abrazar y ser abrazado, besar y ser besado, respetar y ser respetado?

Próximos Eventos

Contacto

¿Cómo ponerse en contacto con Bernabé para consulta privada y conferencias?
Si quieres pedir cita para su consulta privada debes hacerlo a través de:
Teléfono: 91 324 97 97
Fax: 91 320 79 19