81.- Celebra la vida con tu mente, tu cuerpo, tus sentimientos y tus palabras.

82.- Para vivir de forma constante la satisfacción, el bienestar físico, mental y emocional y la alegría de vivir, sintoniza con tu paz interior, con tu dimensión espiritual.

83.- Potencia tu empatía, extraversión, sociabilidad, diálogo fluido y habilidad para hacer amigos de calidad y conservarlos.

84.- Sé un poderoso generador de ilusión, de esperanza y de alegría allá por donde vayas.

85.- Ama siempre, ama sin miedo y sin medida, ama todo lo bueno que existe; amar y soñar es vivir, no importa cuál sea tu edad cronológica.

86.- La simpatía es la sonrisa de dos almas que se abrazan y de dos personas que se contemplan y miran con agrado.

87.- El hombre siempre necesitará al hombre. Se equivoca de lleno quien pretenda desdeñar a sus semejantes, evitando estar cerca de quienes se encuentren desamparados y faltos de calor humano. Nuestras obras son las que mejor hablan de nosotros. Es una gran verdad que nadie es más que nadie si no hace cuanto puede por sus semejantes.

88.- Cuida con esmero a los amigos del alma. Esas personas entrañables e incondicionales que siempre están a nuestro lado cuando más los necesitamos.

89.- Es la fuerza del amor la que nos inunda de su armonía, serenidad y plenitud universal. Y es que las personas nos sentimos en comunión con los demás, y hasta con cualquier ser vivo, mientras disfrutamos de la sempiterna melodía del Universo.

90.- La autoestima es la idea, concepto u opinión que el ser humano llega a formarse sobre su propia valía y sus capacidades, cualidades y méritos, sentimientos y experiencias positivas o negativas que han ido jalonando y condicionando nuestra propia vida, y que nunca dejan de influir en lo que somos, en cómo nos sentimos y en cómo nos comportamos.

91.- Vivir es elegir. A medida que el individuo madura, es capaz de hacer elecciones conscientes, razonables y positivas. El retraso madurativo se manifiesta, por el contrario, en conductas irreflexivas, irracionales y negativas.

92.- Amar es crecer y construirnos sin límites hacia dentro y hacia fuera de nosotros mismos.

93.- Vaciarme de mí, pero conservando mi plenitud, y llenarme de ti sin despojarte de tu propia plenitud, mientras tú te vacías de ti y te llenas de mí…; eso es plenitud compartida, verdadero amor.

94.- Los demás son el espejo en el que nos miramos para descubrir que somos alguien en su consideración, que somos el primer valor que descubrimos y en el que debemos creer. Pero también es cierto que, en la medida en que nos valoramos a nosotros mismos, aprendemos a valorar y apreciar a los demás.

95.- La verdadera amistad se contagia, se aprende y se debe enseñar con el ejemplo. Los amigos terminan por ser los libros del corazón.

Próximos Eventos

Contacto

¿Cómo ponerse en contacto con Bernabé para consulta privada y conferencias?
Si quieres pedir cita para su consulta privada debes hacerlo a través de:
Teléfono: 91 324 97 97
Fax: 91 320 79 19